EcoDiary

26.01.2010

Como no podemos reclinar nuestros asientos en el Caddy, nos tocó, como siempre, apoyar la cabeza sobre el hombro para dormir. 150 kilómetros antes de llegar a La Paz, vimos algo muy típico del altiplano de Bolivia: llamas y mujeres con sombrero. En La Paz nos dirigimos directamente donde el importador de Volkswagen Hansa para hacer revisar los frenos y cambiar nuestras neumáticos de Fulda de adelante para atrás. Por la noche se tiene la mejor impresión de cómo la ciudad más grande de Bolivia está construida en las laderas de la montaña. 

EcoFuel Transamericana: EcoDiary - 26.01.2010